_1Q84_: La novela hipnótica de Haruki Murakami

«El profesor posee una gran fuerza y una gran sabiduría. Pero la litel pipol no es menos. Ten cuidado dentro del bosque. En el bosque hay algo valioso y la litel pipol se encuentra en el bosque. Tenemos que encontrar lo que la litel pipol no tiene para que no nos haga daño. De ese modo, podremos atravesar el bosque sanos y salvos.»

Aomame es instructora de gimnasia, masajista y asesina profesional, y Tengo, profesor de matemáticas y escritor de novelas inéditas que realiza encargos para una editorial. Ambos se mueven en dos mundos paralelos, muy cerca la una del otro, pero, a la vez, distantes: en el mundo real, 1984, ambos se conocieron en la infancia, y desde entonces se aman en el recuerdo; en el mundo paralelo, 1Q84, suceden cosas que escapan a la razón, los hechos se producen con una lógica diferente e inexplicable.

Ella recibe el encargo más peligroso de su vida: liquidar al jefe de una oscura secta, quien desarrollaba prácticas pederastas; a Tengo, por su parte, le encargan corregir una enigmática obra, La crisálida de aire, dictada por una adolescente disléxica, Fukaeri, con la intención de ganar un concurso y convertir la obra en un éxito de ventas.

De alguna manera ambos han ido a parar a 1Q84, una realidad donde existen dos lunas en el cielo, la luna normal y otra irregular, verdosa y más pequeña, y donde también se manifiesta la Little People, unos extraños y amenazadores seres que tejen crisálidas con hilos de aire. (En realidad, como explica el propio Tengo, lo que tejen son capullos, aunque en su corrección decide mantener el término crisálida como licencia literaria.)

El contrapunto lo pone en el libro tercero Ushikawa, abyecto personaje secundario de las dos primeras partes, que se presenta a sí mismo como presidente de una turbia Asociación para el Fomento de las Ciencias y de las Artes en Japón, pero que trabaja para la secta como detective.

Según confiesa el autor en una entrevista que ofreció para La Vanguardia el 11 de junio de 2011, el arranque de la historia fue precisamente el ataque con gas sarín en el metro de Tokio en 1995, ejecutado por la secta Aum, con algunos de cuyos miembros llegó a entrevistarse personalmente, como hizo Truman Capote —una de las influencias del japonés— con los personajes reales de su novela A sangre fría.

El autor

Al concluir la lectura de los tres libros de 1Q84, de Haruki Murakami, le queda a uno un regusto extraño:

«¿Mil quinientas páginas para contar una historia que podría haberse contado en trescientas? ¡Qué raros son los japoneses!», podría pensar la mayoría de los lectores. A algunos les resulta «pesada y repetitiva», pero no conozco a nadie (todavía) que haya comenzado a leer la novela y la haya abandonado antes de llegar al final.

Curioso fenómeno.

Grandes lectores amigos míos ―e incluso yo mismo― confiesan que si al llegar a la página cien (o diez) de cualquier libro este no les engancha lo abandonan para buscar algo mejor.

Y tampoco es que el autor utilice un lenguaje extraordinariamente selecto ni busque de forma sistemática el placer en las palabras; pero entonces ¿de dónde sacan ese extraordinario poder de seducción sus personajes, sus historias?

Confieso que me gusta la literatura fantástica porque plantea mundos diferentes y que, por lo mismo, he leído muchos cómics (menos mangas), aunque en este caso, aunque aparezcan elementos oníricos, siempre prevalecen las descripciones realistas.

A lo largo de la obra encontramos numerosas referencias literarias y musicales: además del propio título orwelliano, nada más empezar a leer, resulta inevitable recordar otra pareja de personajes que aparecen en la trilogía Millennium, de Stieg Larsson: Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist; incluso se hace una alusión expresa a los hombres que no amaban a las mujeres, tipos de los que se encarga Aomame; sin embargo, conforme se va avanzando, la referencia queda archivada en la memoria.

1Q84, como explica el autor en la mencionada entrevista, sigue la estructura de El clave bien temperado, de Bach: 24 partes en cada uno de los libros, donde se alternan las historias de Aomame y la de Tengo en perfecta simetría, cuyo eje, en la tercera parte, será Ushikawa:

Cada pequeño fragmento puede leerse por sí solo [tal vez como pueda escucharse la Sinfonietta del compositor moravo Leoš Janáček, a la que se alude varias veces (corchetes míos)] y el conjunto aspira a contener todos los elementos de nuestro mundo actual. Tenía que ser una estructura repetitiva e ir variando la intensidad en cada capítulo.

Como Moebius  (r. i. p.) en su cómic El garaje hermético, que al principio de cada capítulo resumía el anterior, la continua sucesión de variaciones sobre las mismas subtramas refrenan el avance de la acción, lo que a veces puede llegar a exasperar al lector, impaciente por que fluya el relato, pero tal vez sea eso lo que precisamente busque el novelista, la crispación, aunque evita la desesperación lectora al ir suministrando hábilmente las dosis de sexo ―brutal, en ocasiones― y de violencia ―siempre atroz― que empujan a continuar leyendo.

Hay quien sostiene que la repetición continua de unos sonidos en las obras musicales puede producir estados hipnóticos: tal vez aquí, en la literatura de 1Q84, se produzca un fenómeno similar, y tal vez en ello estribe la razón por la que esta novela de Murakami logra atrapar al lector hasta el final, un final abierto y que podría dar lugar perfectamente a una cuarta parte donde se fueran cerrando las muchas cuestiones que quedan pendientes.

Como la Little People va tejiendo con hilos de aire las crisálidas, pasando una y otra vez la trama por la urdimbre de un telar imaginario, así teje este autor japonés su obra más extensa, la primera en la que emplea la tercera persona para coger distancia con unos personajes cuyas heridas sentimentales tratarán de restañar buscando el amor perfecto, única vía para escapar del insólito mundo de 1Q84.

 

MURAKAMI, Haruki: 1Q84. Libros 1 y 2; Barcelona: Tusquets, 2012. Colección Maxi, ref. 003/10. Traducción del japonés de Gabriel Álvarez Martínez; 936 páginas. 12,5 cm x 19 cm.

12,5 cm x 19 cm: LA PEQUEÑA E IRREGULAR LUNA VERDE

1Q84. Libro 3; Barcelona: Tusquets, 2011. Colección Andanzas, ref. 747/2. Traducción del japonés de Gabriel Álvarez Martínez; 414 páginas. 15 cm x 22,4 cm.

15 cm x 22,4 cm: ¿ES ESTA LA LUNA REAL?

… à suivre.

Share Button

6 Comments to _1Q84_: La novela hipnótica de Haruki Murakami

  1. Teresa Aguilar Sánchez dice:

    ¡Enhorabuena por la entrada! No soy muy fan de Murakami, pero una amiga me «obligó» a leer «Tokio Blues (Norwegian Wood)» y, como me gustó bastante, más tarde leí «1Q84». He de confesar que me costó muchísimo acabar el libro porque me pareció muy diferente al anterior que había leído y, además, no me gustó la forma en que estaba escrito (o traducido). No he intentado leer nada más del autor.

    Nunca he sido capaz de dejar un libro sin acabar, pero últimamente he decidido que hay tanto por leer, que no merece la pena malgastar el tiempo con una historia que no me transmita algo. Si esto lo hubiera puesto antes en práctica, seguramente no habría acabado «1Q84», ya que no me sentía cómoda con su lectura.

    Un saludo.

  2. admin dice:

    Gracias, Teresa, por tu amable comentario.
    El empeño de Murakami por ceñirse a la estructura del Clave bien temperado de Bach es lo que puede hacer algo pesada la lectura del libro: el novelista quizá debería haber tenido en cuenta que la intención del músico era, por lo que he leído —véase Wikipedia—, fundamentalmente didáctica; pero ¿qué intención didáctica puede haber en el mismo tipo de variantes repetitivas en una obra literaria? ¿Es necesario recordar cada pocas páginas lo que está pasando? En verdad, me recuerda a algunos documentales estadounidenses que repiten las cosas mil veces para que el telespectador se entere. ¿Eso significa que nos tratan de tontos, que escriben (o filman) para niños de tres años o qué? ¿Le habrán pagado al autor la novela al peso? :)
    Salud.

  3. Daniel Ayoroa dice:

    Como cada uno percibe el mundo, así cada uno de nosotros percibe la historia que el autor va desarrollando. En muchos aspectos tiene reminiscencias borgianas :juegos con el tiempo,referencias laterales a otros autores y a hechos históricos, consideraciones filosóficas, oníricas, etc. –
    Es una novela que atrapa al lector en una trama de la cuál es muy difícil escaparse. Mi primer novela de Murakami, y definitivamente, no será la última.

  4. Angélica dice:

    Es el segundo libro que leí de este autor el primero fue Hombres sin Mujeres 7 relatos de los cuales 5 fueron para mi excepcionales de ahí que quise leer 1Q84 por que ya lo había comprado y por que me despertóuchi interés su escritura del anterior en efecto es un libro repetitivo pero creo que ahí radica el que yo de manera particular me haya enganchado es un libro con muchas referencias literarias y musicales en el libro de Hombres … También hay referencias literarias,cinematográficas y musicales hasta el momento ambos libros me han gustado espero leer más de este autor.

  5. Blexen dice:

    Para empezar a leer a murakami no es recomendable empezar con 1Q84, este libro es mas para cuando uno ya se fue acostumbrando al autor y desea dar un paso mas (para eso tiene que gustar el escritor, por supuesto)

    El libro que no falla por lo general para empezar (o en cualquier orden) es Tokyo Blues, a partir de ahi se puede pasar a un -Sputnik, mi amor- , -al sur de la frontera, al oeste del sol- y ahi ya uno estaria mas listo para 1Q84, Que por cierto se parece en cierta forma a Kafka en la orilla por su gran surrealismo (y que hay dos protagonistas)

    Lo negativo del libro es que es muy largo, se pudo hacer en menos paginas, aun asi creo que lo pondria entre los 2 o 3 mejores de Murakami, ya que mas alla de ese mundo ficticio, habla de la vida en general, y en ese aspecto me parece mas completo que Kafka en la orilla

  6. JHONNY dice:

    amigos:
    gracias por sus comentarios.
    a decir verdad 1Q84 (1 i 2) es mí primer libro,la verdad es que me ha gustado,mucho
    espero seguir leyendo mas de MURAKAMI.
    próximo TOKIO BLUES.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies