Etiqueta: Estilo

 

El arduísimo proceso editorial

En la entrada de este mes tenía pensado hablar de una novela, que me regalaron los Magos de Oriente, con muy buena pinta, aunque, mientras la leía, me di cuenta de que algo no iba bien, algo fallaba. Se trata de 261 páginas de papel ahuesado, de 90 gr/m, con la tripa cosida y encolada, pastas de unos 200 gr/m con una bella decoración a base de geometrías verdinegras, sobrecubiertas en las que aparece una bonita ilustración alusiva a la historia que contiene rematadas por solapas de 82 mm en las que se glosa la figura de la autora (delante) y se listan otros títulos de la editorial (que no mencionaré aquí por decoro, aunque a lo mejor luego sí que la nombro). Incluso, en un alarde de originalidad de semejantes proporciones a las de su ponderado costo, el extraordinario objeto incluía un precioso recortable con el que los ociosos pueden entretenerse montando un hotel de cartulina, que es donde transcurre la mayor parte de la trama (en un hotel no de cartulina).

Petit hôtel en «petit carton»

Petit hôtel en «petit carton»

Por otra parte, se trataba de una buena traducción del original inglés (esto debo suponerlo, porque, como comprenderéis, no lo he tenido en mis manos para juzgar de la manera más ecuánime posible, aunque reconozco que el inglés no es mi fuerte).

Entonces ¿qué era lo que fallaba?

Muy fácil: aquel «libro» no había pasado por ningún proceso de corrección, ni de estilo ni ortotipográfica, y esto es algo que nunca entenderé, y menos en este caso (una verdadera lástima, porque la historia en sí es interesante), donde salta a la vista que no han escatimado un euro en otras cuestiones, ni siquiera en recortables.

En los pocos años que llevo en el mundo de la edición, he visto nacer unas cuantas editoriales, en no pocas ocasiones con más buena voluntad que acierto, pues, en principio, para establecerse uno como editor nadie le exige ninguna preparación previa.

Algunos amantes de la literatura ―o de los libros en general, conocidos en catalán con el eufónico calificativo de lletraferits― se lanzan a la gran aventura de editar sin haberse preocupado de enterarse antes de cuáles son las fases de que consta el proceso de edición, o, lo que es lo mismo, desconociendo qué es exactamente el producto que intentan vendernos. Por ello me ha parecido oportuno explicar aquí, aunque sea de forma somera (y, si cabe, con algo de humor), qué características ha de tener un libro para que sea considerado como tal.

Para empezar, tenemos que saber de lo que estamos hablando, para lo que acudiremos a la definición de la RAE:

libro. (Del lat. liber, libri). | 1. m. Conjunto de muchas hojas de papel u otro material semejante que, encuadernadas, forman un volumen. | 2. m. Obra científica, literaria o de cualquier otra índole con extensión suficiente para formar volumen, que puede aparecer impresa o en otro soporte. Voy a escribir un libro. La editorial presentará el atlas en forma de libro electrónico. […]. | 3. m. Der. Para los efectos legales, en España, todo impreso no periódico que contiene 49 páginas o más, excluidas las cubiertas. […].

(He obviado aquí las acepciones que he estimado convenientes para los fines que se persiguen).

Con respecto a la primera acepción de la entrada, me gustaría recordar unas palabras de Marcos Mundstock:

«Un libro que no está escrito, más que libro, es un cuaderno». (LES LUTHIERS)

Esto no es el libro blanco de nada

Esto no es el libro blanco de nada

Respecto de la tercera acepción (la referida al número de páginas), cabe explicar que se trata de una de las características que recoge una definición técnica de la Unesco (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, [Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, por sus siglas en inglés]) «destinada a unificar, desde un punto de vista estadístico, la noción de libro. […] Esta definición se basa en una unidad de pliego de 16 páginas, de tal manera que no puede considerarse libro, estadísticamente hablando, si la obra, trate de lo que trate y cualquiera que sea su formato, no tiene más de tres pliegos de 16 páginas (o su equivalente), pues, como hemos visto, si solo tiene entre cinco y 48 páginas se llama folleto, y si solo tiene entre dos y cuatro, hoja suelta». (José M. de Sousa: Manual de edición y autoedición; Madrid: Pirámide; 2.ª edición, 2.ª impresión; 2008; pág. 66-67).

Sin embargo, hoy hay que ampliar esta definición debido, como bien sabemos, a los nuevos soportes electrónicos: los libros digitales ya no tienen páginas, bien sean textuales, videolibros o audiolibros. Cuando uno está leyendo uno de estos e-books, el dispositivo lector utilizado no suele informar de la página por la que se va leyendo, sino del porcentaje de lo leído.

—Oye, co: Te has leído Ana Karénina?

—No, co, pero me la bajé de internet para mi kindle y ya voy por el diez por ciento.

—Tómatelo con calma, co, que solo te faltan unas novecientas páginas de las de antes, y con letra pequeña.

―No me chafes el final, co, que está muy interesante el culebrón.

Tranqui, co, que no voy a espoileártela.

Libros sin páginas

Libros sin páginas

Sabido esto, nos arremangaremos para ir directamente al meollo de la cuestión:

El arduísimo proceso editorial

En el proceso editorial consta de varias fases, algunas de las cuales deberían ser ineludibles:

  • Creación del texto. Se trata de redactar o traducir un texto ajustándose a unas determinadas normas de estilo (1.ª fase). El texto traducido debería de pasar una revisión de la traducción (2.ª fase) que debería realizar una persona distinta al traductor. Esta última fase ya se lo salta a la torera alguna editorial (o alguna empresa que edita otro tipo de documentos que no son libros).
  • Tratamiento del texto. Una vez insertados los cambios de la revisión, habría que proceder a la revisión del contenido e insertar los cambios correspondientes (3.ª fase); luego, se debería realizar una corrección de estilo (4.ª fase) y, por último, una corrección de primeras pruebas (5.ª fase). En cada una de estas fases hay que ir introduciendo los cambios correspondientes: el texto y, por lo tanto, el posible lector, salen ganando, aunque el autor debe conceder el nihil obstat al texto definitivo.

 

Escritor anónimo

Escritor anónimo

«A mi no me canvias tu ni una tilde, de mi testo». (Autor anónimo).

  • Maquetación. La maquetación no se la salta nadie, porque, si no, volveríamos a tener un cuaderno. Si el texto lleva imágenes, ahora es el momento de incorporarlas en la maqueta (6.ª fase), lo que conlleva una o varias nuevas correcciones ortotipográficas (7.ª fase). Algunos piensan que esta fase sobra, pero si no se realiza pueden aparecer callejones o blancos de más en el texto, separaciones incorrectas de palabras al final de la línea, pueden producirse coincidencias de palabras iguales en líneas sucesivas e incluso puedes encontrarte con alguna sorpresa en los pies de foto, como ilustra el bello ejemplo en formato jotapegé.

 

«Regata de traineras en la ría de Bilbao» (Un mal pie de foto)

«Regata de traineras en la ría de Bilbao»
(Un mal pie de foto)

  • Impresión. En este apartado se incluye la compaginación con la correspondiente corrección de compaginadas, la creación de fotolitos, con revisión de ferros, diversas pruebas mecánicas y, por último, antes de encuadernar, también hay que verificar los pliegos (fases 8.ª, 9.ª, 10.ª y 11.ª). De estas fases, excepto de la  8.ª, como se encarga la imprenta, no se deja ninguna sin hacer.
  • Encuadernación, almacenaje y distribución (fases 12.ª, 13.ª y 14.ª). En este apartado, los libros deberían de someterse a los controles de calidad correspondientes (fase 15.ª), pero hay quien, con ver las cajas llenas y ojear un ejemplar, da por cumplimentado el trámite: ¿quién no se ha topado alguna vez ―aunque ahora ya sería rarísimo― con algún libro, además de intenso, intonso?
libro intonso

Libro intonso

 

No está de más aquí recomendar a los lectores que a la hora de adquirir un libro pierdan el mismo tiempo que cuando van a comprarse, no digo ya un automóvil, sino cualquier electrodoméstico, y también cabe recordar que tienen derecho a la devolución del dinero si el producto no les satisface: ello representa el mejor control de calidad posible.

En resumen (que no es gerundio)

¿Os imagináis al bueno de Daniel «Dan» Brown habilitando un búnker como el que montó para los traductores de su obra Inferno para cada grupo de personas que deberían haber intervenido en el proceso de edición? ¡No hubiera ganado para búnkeres! Así que se ahorró unos cuantos dólares, pero seguro que ha perdido un buen número de lectores (yo mismo, por ejemplo).

Por ello, y aunque hoy las modernas técnicas nos permitan agilizar enormemente las tareas de edición, si las editoriales quieren dotar de calidad a los libros que producen, no deberían saltarse ninguno de los pasos arriba expuestos: podrán buscar el ahorro en el gramaje o la calidad del papel, las tapas, las sobrecubiertas e incluso en recortables, pero lo que nunca nunca nunca deberían hacer es ahorrarse dinero en traductores ni correctores profesionales, y repito también lo de profesionales, porque existe una gran diferencia entre que las chapuzas de casa las pongas en manos de un fontanero, electricista o albañil profesional a que las fíes al manitas de tu cuñao, que estuvo una temporada de peón y otra desatascando cañerías.

En ello estriba la diferencia entre un libro, un seudolibro, un paralibro, un antilibro o, directamente, un cuaderno.

Nota: Para desarrollar los comentarios sobre las distintas fases del proceso de edición me he basado en una unidad didáctica del Curso de Corrección Profesional de la academia Cálamo&Cran, de Madrid, que realicé en línea hace unos años, y que recomiendo a todo letraherido que se precie de serlo. Al fin callo el título y la editorial del recortable por haber recortado —como mínimo— en las fases dos, tres, cuatro, cinco, siete y ocho, no sea que alguien pique y se lo compre.

… à suivre.

Las notas de corrección

Las NOTAS DE CORRECCIÓN es un documento en el que se recogen algunas de las actuaciones que el corrector ha efectuado sobre el texto que debe corregir. No siempre ha de adjuntarse con el trabajo acabado, aunque es necesario elaborarlo cuando se realiza el primer encargo para un nuevo cliente para que conozca tu manera de actuar, a no ser que sea este quien facilite sus propias normas de estilo y ortotipográficas.
A continuación copipego un ejemplo de NOTAS DE CORRECCIÓN, por si pudiera servir de orientación a cualquiera que esté empezando en este trabajo.

NOTAS DE CORRECCIÓN

Corrección de estilo y ortotipografía de Xxxxxxxx, de Xxxx X. Xxxxx, traducido por Xxxx X. Xxxxxx, según instrucciones recibidas por correo electrónico de Xxxxxx Xxxxxxx, del departamento de producción de la editorial Xxxx el xx de xxxxx de 2012, a las 13:16 h.

Encargo terminado por Francisco Aljama Azor en Huesca, a xx de xxxxxx de 2012.

NOTA PREVIA

Con estas notas se adjuntan, además del documento corregido, cuatro archivos de imagen.png en los que se indican los pasos previos que deben darse antes de aceptar o rechazar los cambios.

Una vez efectuadas las operaciones indicadas en esos cuatro pasos, se recomienda que se vaya leyendo la opción ‘Final’ de la pestaña ‘Control de cambios’ del menú ‘Revisar’ de la aplicación Word, y activar la opción ‘Final: Mostrar revisiones’ solo cuando se desee actuar sobre el texto.

SISTEMA DE CORRECCIÓN UTILIZADO

Según las instrucciones recibidas, se ha efectuado una corrección de estilo media (limpieza y expresividad del texto) directamente sobre el documento preeditado «Xxxxxxxx.doc», creado a partir de los archivos comprimidos en el adjunto de correo recibido «Xxxxxxxx.zip».

Para ello se ha utilizando la aplicación Word 2010 (con licencia), con la herramienta de ‘Control de cambios’ activada. Los cambios marcados deberán ser aceptados o rechazados por los autores o por la persona responsable que haya designado la editorial Xxxx. Con la citada herramienta activada, las supresiones aparecen resaltadas en rojo y las adiciones en azul.

Las intervenciones realizadas se indican a continuación, con algunos ejemplos entre paréntesis, que pueden rastrearse en el documento.doc utilizando la función Ctrl+B (‘Buscar’). El símbolo Ø que aparece en algún ejemplo indica que se ha suprimido algo. Los ejemplos se han separado con plecas ( | ).

Para las cuestiones de ortografía, léxico, sintaxis y gramática en general se han seguido los criterios de la Real Academia Española (RAE) y de la Asociación De Academias de la Lengua Española (ASALE). En las cuestiones donde estas no llegan, y a falta de indicaciones específicas sobre el uso de diacríticos y otras cuestiones ortotipográficas o de estilo por parte de la editorial, se ha intervenido de manera general según las indicaciones que José Martínez de Sousa desarrolla en su bibliografía (vid. infra).

En líneas generales, atendiendo al carácter del libro y teniendo en cuenta que puede estar dirigido al mayor número posible de hispanohablantes, se ha tratado de seguir las normas y directrices lingüísticas de lo que conocemos como «español internacional», evitando en lo posible los usos de localismos.

NOTAS DEL TRABAJO DE PREEDICIÓN

El documento « Xxxxxxxx.doc», creado a partir de los archivos comprimidos, se ha preeditado a la vista del libro original inglés Xxxxxx Xxxxxx, de Xxxx X. Xxxxxxx, recibido por mensajería el xx de xxxx de 2012.

En este proceso se ha buscado mantener el estilo del original en los encabezados de página, títulos de los capítulos, imágenes y disposición de los párrafos con la mayor fidelidad posible, aunque, lógicamente, debido a las limitaciones de la aplicación Word 2010 para la edición, deberá ajustarse esta en el proceso de maquetación final.

Asimismo deberá recomponerse la paginación del índice una vez se haya elaborado la maqueta definitiva.

NOTAS DE ESTILO

CANTIDADES Y NÚMEROS

―El punto de los miles se ha sustituido por un espacio de no separación comprimido en un punto (con más de 50.000 personas y 5.000 iglesiascon más de 50 000 personas y 5 000 iglesias).

―Los números redondos (excepto en las grandes cantidades, para favorecer su lectura) se han unificado con letras, al igual que los dígitos (del cero al nueve), excepto cuando se refieren a los números de los capítulos bíblicos (planteada de forma directa en el capítulo 6 de la carta del apóstol Pablo).

―También se han expresado con letras las cantidades aproximadas (cerca de $100 millones en ventas anualescerca de cien millones de dólares en ventas anuales). [Vid. SIGNOS Y SÍMBOLOS].

FRASEOLOGÍA

―Se han reemplazado las acuñaciones sintácticas anglosajonas por otras más propias de la fraseología española (Tragué duro→Tragué saliva | requiere que nosotros nos pongamos en los zapatos de la otra persona→requiere que nosotros nos pongamos en el lugar de la otra persona | Éramos extraños compañeros de cama→Éramos unos extraños compañeros de viaje | dar volteretas de felicidad→dar saltos de alegría | no había caballos salvajes que lo pudieran arrastrar de regreso a su trabajo anterior→no había fuerza humana que lo pudiera arrastrar de regreso a su trabajo anterior).

LÉXICO

―Se ha perseguido siempre la máxima precisión y riqueza léxicas (No permitiré que ABC News … filme una gran cantidad de metraje→No permitiré que ABC News … nos grabe durante mucho tiempo [la televisión no ‘filma’, ‘graba’] | Yo había encabezado un esfuerzo nacional→Yo había encabezado una campaña nacional | como el derecho de exhibir un afiche para un acontecimiento religioso→ como el derecho de pegar carteles para anunciar un acontecimiento religioso | su impulsividad egoísta trajo un resultado irreversible →su impulsividad egoísta acarreó un resultado irreversible | el viejo escritorio de tapa de corredera→el viejo buró).

―Algunos americanismos se han remplazado por expresiones de mayor difusión en el español internacional (aeromoza→azafata | sorpresivamente →de forma sorprendente | manejar→conducir [un automóvil] | en las bancas en el partido de fútbol→en el banquillo durante el partido de fútbol | afiche→cartel | red televisora→cadena de televisión | noticiero→noticiario).

―La expresión ‘el calco heliográfico’ (blueprints, en inglés) se ha sustituido por ‘los planos’: en el capítulo 13 parece claro que el autor se está refiriendo a los planos originales del diseño de Dios, no a una copia.

―Las muletillas se han remplazado por otras expresiones o se han suprimido (confiar nuestros caminos al Señor no era simplemente un ejercicio…→confiar nuestros caminos al Señor no era Ø un ejercicio… | ¿no sería eso más digno que, simplemente, tirarme de cabeza en una carrera de trabajo secular?→¿no sería eso más digno que sumergirme sin más en una carrera de trabajo seglar?).

―El término ‘capítulo’ [ing.: chapter] se ha reemplazado por ‘cabildo’ [RAE: ‘Cuerpo o comunidad de eclesiásticos capitulares de una iglesia catedral o colegial’] en la siguiente frase: «El Comité de los Hombres de Negocios del Evangelio Completo tiene capítulos en cada esquina del globo→El Comité de Empresarios del Evangelio Completo tiene cabildos en cada esquina del globo».

―Se han eliminado los pleonasmos innecesarios (más completamente→Ø completamente | el tema más crítico→el tema Ø crítico | bebés recién nacidos→bebés Ø | una ambiciosa empresa de trabajo→una ambiciosa empresa Ø | las empresas de negocios→las empresas Ø).

―La expresión ‘el piso de la planta [de la fábrica]’ se ha remplazado por la forma correcta ‘la planta de producción’.

―Las dos posibles traducciones que se han hallado del término inglés compelling, ‘persuasiva’ y ‘apremiante’, se han unificado bajo la primera forma.

―Para el término ‘secular’ a veces se han usado diferentes sinónimos, según la ocasión, como ‘profano’, ‘mundano’, ‘laico’ o ‘seglar’.

―Se han remplazado los falsos amigos del inglés, los cognados y los anglicismos por los términos del español adecuados (Anticipé muy poco→Muy poco imaginé | hay una forma dramáticamente diferente→hay una forma muy diferente | masivos cohetes impulsores→enormes cohetes impulsores | en los talones de la gran depresión→en las postrimerías de la gran depresión | Camelot también colapso [sic] en nuestra pequeña familia→El Camelot de nuestra pequeña familia también se desplomó).

―El término ‘mercadeo’ se ha remplazado por ‘márquetin’, aceptado por la RAE.

―Se han evitado los vulgarismos o coloquialismos cuando no se han usado como un recurso expresivo, buscando conferir un tono más formal al lenguaje (gente rica→las personas adineradas | auto→automóvil, vehículo | Las regalías le siguen llegando a montones debido a su trascendental estudio y libro→su trascendental estudio y libro todavía sigue generando muchos derechos de autor).

―Se han buscado los verbos más adecuados en cada ocasión para sustituir a los comodines (haber, hacer, ser, tener, dar…→subyacer, realizar, existir, poseer, proporcionar…).

―El término ‘ministro’ [ing., minister] se ha remplazado por ‘pastor’, cuando se refiere a la dignidad eclesiástica.

―Los términos ‘entrenar’ y ‘entrenamiento’ [ing. to train] se han remplazado por ‘capacitar’ y ‘capacitación’ (o sus sinónimos), cuando se refieren al ámbito laboral (una nueva compañía para contratar y entrenar a estas personas desfavorecidas→una nueva compañía para contratar y capacitar a estas personas desfavorecidas). Se han conservado cuando se refieren a actividades físicas (Está bien entrenado y se desplaza sin correa [el perro]).

―Se han sustituido los términos mal traducidos o mal formados del inglés por los términos españoles correctos o más adecuados (cómo hacer efectivo un cheque de salario→cómo hacer efectiva la nómina).

―Se ha sustituido el verbo ‘ser’ por ‘estar’ cuando era necesario (Si bien era claro que Dios→Si bien estaba claro que Dios | Su país era menos desarrollado→Su país estaba menos desarrollado).

―Se ha unificado la variante ‘quizá’ (no ‘quizás’) cuando aparecía este adverbio de duda (forma preferida por la RAE).

MORFOLOGÍA

―Se ha evitado el uso excesivo de adverbios terminados en -mente, más característico del inglés [terminación -y] (posteriormente→después | especialmente→sobre todo | ansiosamente→con ansia).

―Se ha optado por la conservación de las secuencias de vocales dobles en el caso de los vocablos formados por prefijos, pues la nueva Ortografía permite todavía la no reducción en aquellos casos en que la simplificación articulatoria no sea mayoritaria (reemplazando).

―Se ha corregido el uso de plurales redundantes e incorrectos en castellano (Nuestras vidas, y lo que hacemos con ellas, son importantes para Dios→Nuestra vida y lo que hacemos con ella es importante para Dios).

―El uso del guion en los prefijos se ha normalizado según OLE10 (ex‑alumno →exalumno | ex director ejecutivo).

PUNTUACIÓN

―Se ha normalizado según la nueva Ortografía de RAE y ASALE. Íd. para la utilización del punto en combinación con otros signos (comillas, interrogación, paréntesis, etcétera).

―Se han eliminado las comas incorrectas ―muchísimo más abundantes en inglés―, como las que separaban el sujeto del predicado o las que aparecían ante oraciones de relativo especificativas (La integridad de la compañía, el entusiasmo de nuestros empleados y la relevancia de nuestros valores de fondo, en el mundo del trabajo diario, se plantearon de una manera clara y convincente.→La integridad de la compañía, el entusiasmo de nuestros empleados y la relevancia de nuestros valores de fondoØ en el mundo del trabajo diarioØ se plantearon de una manera clara y convincente. | Un científico en informática que trabajaba con el programa de exploración espacial Apolo, describe el impacto→Un científico de informática que trabajaba con el programa de exploración espacial ApoloØ describe el impacto | le dio vida para unas personas ansiosas de cambio, que no tomaron en cuenta el sacrificio personal→le dio vida para unas personas ansiosas de cambioØ que no tomaron en cuenta el sacrificio personal).

―También se han modificado los usos anglicistas de la coma por otros signos de puntuación, como los dos puntos, los paréntesis, etcétera [llegó en forma de una persona, Bob Cook→llegó en forma de una persona: Bob Cook | Esta experiencia, de entregarle todo a Dios y que, después, Él vuelva a ponerlo en mis manos, me trajo…→ Esta experiencia (la de entregarle todo a Dios y que, después, volviera a ponerlo en mis manos) me aportó…].

―En la numeración —de ejemplos, apartados, etcétera— se ha usado solo el paréntesis de cierre, evitándose el uso anglicista de los dos paréntesis [entre (1) el deseo de estar sirviendo a Dios… y (2) comprender la naturaleza…→entre 1) el deseo de estar sirviendo a Dios … y 2) comprender la naturaleza…].

SINTAXIS

―Se han buscado las soluciones más adecuadas para las traducciones excesivamente literales que se alejan del español (Es sencillo, llano, directo, alegre y lleno de contenido con entendimiento profundo→Está escrito con un estilo sencillo, llano, directo y alegre y su contenido está lleno de profundos conocimientos | Eso fue todo en cuanto a la Biblia por varios años→Mi relación con la Biblia se redujo a eso durante varios años | El prospecto creciente de matrimonio hizo que todo lo demás pareciera secundario→La creciente perspectiva de matrimonio provocó que todo lo demás pareciera secundario | El salmo 51 describe a un hombre, o a una mujer, de integridad, y enumera las cualidades dominantes del carácter de esta persona: él o ella anda en integridad, simboliza rectitud, y habla verdad en su corazón: “el que aún jurando en perjuicio propio, no por eso cambia”→El salmo 51 describe al hombre o a la mujer íntegros y enumera las cualidades dominantes del carácter de estas personas: él o ella se conducen con rectitud, que es sinónimo de justicia; en su corazón anida la verdad, y «no cambian ni aún jurando en propio perjuicio»).

―Se han corregido los usos incorrectos o menos preferibles de las preposiciones (un importante y singular aporte para la literatura, en el mundo empresarialuna importante y singular aportación para la literatura del mundo empresarial | que había tenido por tantos años→que había tenido durante tantos años | Dios intentó atraerme a él→ Dios intentó atraerme hacia Él).

―De igual manera se ha operado con los relativos e interrogativos (¿De cuáles maneras promueve o desanima…?→¿De qué maneras promueve o desanima…?).

―Se ha corregido el anglicismo de omitir los determinantes, necesarios en español (a encontrar nuevo significado y satisfacción en su trabajo→a encontrar un nuevo significado y la satisfacción en su trabajo | Pasamos tiempo resaltando los problemas más apremiantes→Pasamos algún tiempo resaltando los problemas más apremiantes).

―Se ha limitado el excesivo uso de los posesivos, mucho más frecuente en inglés (Mi trabajo y mi familia ocupaban la totalidad de mi tiempo El trabajo y la familia ocupaban la totalidad de mi tiempo | entre mis dos mundos→entre ambos mundos).

―Se han eliminado los pronombres personales cuando son innecesarios en español, por estar implícitos en la persona verbal (Tomó un momento, pero ahora creo que sé quién es usted./ Usted está en el mundo de los negocios./ O quiere estarlo alguna vez./ Usted es una persona de principios./ Usted quiere que su empresa, su profesión y el mundo sean mejores porque usted ha estado allí…→ Tomó un momento, pero ahora creo que sé quién es usted./ Está en el mundo de los negocios./ O quiere estarlo alguna vez./ Es una persona de principios./ Quiere que su empresa, su profesión y el mundo sean mejores porque usted ha estado allí…).

―Se han reducido las perífrasis y circunloquios (Usted encontrará formas nuevas y frescas de traer energía y significado a lo que hace día tras díaEncontrará formas nuevas y frescas de llenar de energía y significado sus actividades diarias | dadas en detalle→detalladas | pensé, con la mente en una total confusión→pensé, confundido por completo | a lo sumo, lo que podría hacer es enseñar juicios comerciales→a lo sumo, podría transmitir juicios comerciales | pudimos generar suficiente flujo de efectivo para satisfacer el pago→pudimos generar suficiente liquidez para satisfacer el pago).

―El uso excesivo de la voz pasiva, más frecuente en inglés, se ha normalizado con el uso de las oraciones impersonales, más habituales en español, o por la voz activa, cuando el caso así lo requería (pero que habían sido probadas por el tiempo→pero que se habían probado durante un tiempo | Pero fui tan deslumbrado por la bella joven canadiense→Pero me deslumbró tanto la bella joven canadiense).

―El uso de los tiempos y los modos verbales se ha normalizado (Ni se diga que la fuente de esta memorable declaración fuera grafiti garabateado en el muro mismo→Ni qué decir tiene que la fuente de esta memorable declaración se convirtió en un grafiti garabateado en el propio muro | En la década pasada se han publicado más de mil libros→En la década pasada se publicaron más de mil libros).

―Se han evitado repeticiones, cacofonías y rimas internas que no se han considerado como recurso estilístico (donde la Biblia se respetaba … eran, de algún modo, por influencia de la Biblia→donde la Biblia se respetaba … se debían, de algún modo, a la influencia de este libro | era completamente insensato por mi parte separar mi vida en dos partes→era del todo insensato por mi parte separar mi vida en dos facetas | antes de aceptar que había quedado impactado→antes de aceptar que me había impactado | el cual, con el tiempo, resultó fatal→que, con el tiempo, resultó fatal | Está bien entrenado y corre sin una correa→Está bien entrenado y se desplaza sin correa).

―Se han eliminado las redundancias (ver a las personas de la manera como Dios lo hace→ver a las personas Ø como Dios lo hace).

―El uso transitivo de verbos como ‘aplicar’ se ha corregido a su uso pronominal cuando ha sido necesario (Lo que aplica a las relaciones cercanas→Lo que se aplica a las relaciones cercanas).

―Se ha reforzado la expresividad de la sintaxis añadiendo los conectores necesarios, evitando así el carácter excesivamente telegráfico del texto en algunas ocasiones.

―Se ha evitado la implicación del narrador en el discurso cuando no es preciso (Estas apreciaciones profundas no han venido en dosis grandes→ En general [Typically], estas apreciaciones no llegaron en grandes dosis | el camino hacia una relación plena con Dios viene a través de un tipo de muerte→el camino hacia una relación plena con Dios llega a través de un tipo de muerte).

―La locución adverbial ‘qué tan(to)’ se ha reemplazado por la forma equivalente ‘cuán’ (comencé a notar qué tan drásticamente estaba cambiando→comencé a notar cuán drásticamente estaba cambiando |¿Qué tan realista es querer aplicar …→¿Cuán realista resulta querer aplicar…).

VARIOS

―Se ha corregido el orden de cercanía de los demostrativos (en el espacio o en el tiempo): este = más cercano, ese = un poco alejado, aquel = más alejado (Durante ese breve período→Durante aquel breve período).

―Las frases hechas o expresiones típicas del inglés, que nada significan en español, se han intentado sustituir por otras más adecuadas y comprensibles (tenía los tacones espirituales fuertemente clavados en un punto…→mis convicciones espirituales estaban fuertemente asentadas…).

―Se han insertado como N. del T. (nota del traductor) las siguientes notas al pie: n.º 5, para explicar que Xxxxxxx Xxxxxx falleció el xx de xxxxx de 2012, después de publicarse el original; n.os 6, 7, 8 para reubicar referencias bibliográficas.

―Se han sustituido los topónimos estadounidenses que cuentan con tradición hispánica [St. Louis→San Luis (Misuri)].

―Las unidades anglosajonas de medida se han convertido a las del sistema métrico de forma aproximada (cien yardasunos cien metros). Cuando se trata de cantidades simbólicas se ha escogido alguna equivalente en castellano, aunque no coincida de manera exacta, para dar una idea de lo que el autor intenta comunicar (fue como si me quitaran un peso de mil libras [»450 kg] de los hombros→fue como si me quitaran un peso de una tonelada [=1 000 kg] de los hombros).

―Se han comprobado todas las referencias bíblicas del documento.

―Se han corregido el queísmo y el dequeísmo (Nos percatamos, a través de este esfuerzo, que algunas ideas…→Nos percatamos, a través de este esfuerzo, de que algunas ideas…).

―Se han corregido los barbarismos y solecismos.

NOTAS ORTOTIPOGRÁFICAS

ABREVIATURAS, SIGLAS Y SÍMBOLOS

―Se ha unificado la abreviatura de ‘Nota del traductor’ como ‘N. del T.’

BIBLIOGRAFÍA

―La notación de las referencias bibliográficas se ha completado cuando ha sido posible, y se ha unificado tal y como se ha efectuado en las presentes notas de corrección, según el siguiente modelo: APELLIDO DEL AUTOR, Nombre: Título de la obra, Ciudad (País): Editorial, año; n.º de edición; colección; páginas; tomo.

COMILLAS

―Se han sustituido las inglesas ―tipográficas o rectas― [“ ”, ” “] por las latinas o angulares [« »]. Si dentro de estas había texto entrecomillado, se han usado según el siguiente rango: « “ ‘ ’ ” » [angulares-inglesas-simples-simples-inglesas-angulares]

―Las comillas angulares se han utilizado para marcar las citas cortas o las palabras a las que se les quiere conferir algún matiz especial (yo necesitaba «nacer de nuevo» | Con demasiada frecuencia, «coincidía» conmigo). También se han utilizado en las remisiones a los diferentes títulos de los  capítulos o partes del libro (…la segunda parte, «Panorama general»).

―Se han utilizado las comillas simples (‘ ’) para indicar que una palabra, sintagma o frase están empleados en su valor conceptual (la palabra ‘integridad’ se menciona nueve veces; ‘humildad’, once veces; y ‘justicia’, en unas notables veintinueve ocasiones).

―Se han suprimido estas en los usos anglicistas que no tienen correspondencia en español (alternativas “contemporáneas”→alternativas contemporáneas).

CURSIVA (En los ejemplos aquí citados aparecen en redonda, para diferenciarlos del resto del texto de los ejemplos mencionados)

―Se ha respetado el uso de la cursiva cuando el autor desea resaltar algún término (Algunas palabras claves son construir, excepcionales, servir, clientes, valores bíblicos).

―Se ha normalizado en los títulos de libros, publicaciones periódicas y denominaciones de programas de televisión (… en su programa Enfoque a la familia | el periódico Wall Street Journal).

―También se han unificado de cursiva  los helenismos y extranjerismos (Oikos quiere decir ‘casa’, y nomia tiene el significado de ‘poner en orden’).

FECHAS Y HORAS

―Expresiones como ‘los 60’ o ‘los 60’s’, que hacen referencia a décadas concretas, se han normalizado y unificado con letras (los sesenta).

―Las referencias a los siglos se han normalizado y unificado con números romanos, en versalitas (el siglo decimotercero→el siglo XIII).

―Las horas se han unificado en letras cuando son horas exactas (La llamada telefónica llegó a las 2:00 a.m.→Recibí una llamada telefónica a las dos de la madrugada).

MAYÚSCULAS, VERSALITAS Y MINÚSCULAS

―Los teónimos se han unificado con mayúscula inicial. Asismismo los pronombres personales que los sustituyen (Señor, Él, Padre celestial…).

―Los títulos de los libros sagrados se han unificado de redonda y con mayúscula inicial (El Talmud judío, la Biblia, el Nuevo Testamento).

―Para el término ‘evangelios’, en plural, se ha usado la minúscula inicial.

―El sustantivo ‘tierra’ se ha unificado con minúscula inicial (al crear los cielos y la tierra | La palabra ‘tierra’, tal como la usó el profeta, lo incluía todo y a todos los habitantes del planeta); excepto cuando aparece en un contexto astronómico (poner a un hombre en la Luna y hacerlo regresar a salvo a la Tierra).

―La denominación de un estudio concreto se ha unificado con mayúsculas (Ingeniería).

―‘Iglesia’ se ha unificado con mayúscula inicial cuando se refiere a una comunidad (Iglesia Episcopal Trinity) y con minúscula cuando aparece en plural o cuando hace referencia a un templo físico (para que asistiera a la iglesia de forma regular).

―‘Palabra’ se ha unificado con mayúscula inicial cuando equivale a ‘Evangelio’.

―El término ‘reino’ se ha unificado con mayúscula inicial cuando se refiere al de Dios.

―La expresión ‘segunda guerra mundial’ se ha unificado con minúsculas iniciales (DUMM y OLE10).

―Los términos ‘corintios’ y ‘filipenses’ se han unificado con minúscula cuando tenían valor de gentilicios, pero con mayúscula cuando correspondían a los nombres de los libros bíblicos (cuando dijo a los corintios que…, pero 1 Corintios 12:27-31).

―Las versalitas se han utilizado en las siglas {[Instituto Tecnológico de Massachusetts] MIT→MIT | [Standard Oil Company de Ohio] (Sohio)(SOHIO)}, en los números romanos (siglo XIII) y en los apellidos de las referencias bibliográficas (Eckerd, Jack y Charles Colson:). Para otros usos: ver títulos.

[Nota: la tipografía de este blog no tiene versalitas.]

SIGNOS Y SÍMBOLOS

―Se han unificado los porcentajes en cifras seguidas del signo de porcentaje (%), que se ha separado de esta por un espacio de no separación comprimido en un punto (y dieron 200 por ciento para hacerlo realidad→y dieron el 200 % de sí mismos para hacerlo realidad).

―El símbolo del dólar ($) se ha desarrollado (una política de dar $1000→una política de ofrecer mil dólares).

TÍTULOS

A la vista del original, se ha intentado reproducir los estilos de los títulos de las diferentes partes, capítulos y apartados tal y como aparecen en él. (Vid. notas del trabajo de preedición).

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

RECURSOS BIBLIOGRÁFICOS CONSULTADOS

DICCIONARIOS:

  1. Casares, Julio, Diccionario ideológico de la lengua española, Barcelona: Ed. Gustavo Gili, 2007.
  2. Diccionario de americanismos, Lima (Perú) Asociación de Academias de la Lengua Española-Santillana, 2010.
  3. Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (DRAE), Madrid: Ed. Espasa Calpe, 1994; vigésima primera edición.
  4. Diccionario en línea de la página web de la Real Academia Española (RAE) <http://buscon.rae.es/draeI/>.
  5. Martínez de Sousa, José: Diccionario de uso de las mayúsculas y minúsculas (DUMM), Gijón: Ed. Trea, 2010; 2.ª edición.
  6. Moliner, María: Diccionario del uso del español (DUE), Leganés (Madrid): Ed. Gredos, 2004; 2ª edición.
  7. Seco, Manuel, Olimpia Andrés y Gabino Ramos: Diccionario fraseológico documentado del español actual. Locuciones y modismos españoles (DFE), Madrid: Ed. Aguilar, 2004.
  8. Seco, Manuel, Olimpia Andrés y Gabino Ramos: Diccionario abreviado del español actual, Madrid: Ed. Aguilar, 2000.
  9. Slager, Emile: Diccionario de uso de las preposiciones españolas, Madrid: Ed. Espasa Calpe, 2007.
  10. Gran diccionario Oxford Español-Inglés, Inglés-Español, Oxford: Oxford University Press, 2008; 4.ª edición.
  11. Longman Synonym Dictionary, Essex: Longman Group uk Limited, Fourth impression 1989.

GRAMÁTICAS:

  1. Alarcos Llorach, E.: Gramática de la lengua española (GLE), Madrid: Real Academia Española-Espasa Calpe, 1994; Col. Nebrija y Bello.
  2. Nueva gramática de la lengua española (NGLE), Madrid: Asociación de Academias de la Lengua Española-Espasa Calpe, 2009.
  3. Seco, R.: Manual de gramática española (MGE), Madrid: Aguilar, 1973

MANUALES Y LIBROS DE ESTILO:

  1. Manual del español urgente, (meu), Fuenlabrada, Madrid: Cátedra-Fundación del Español Urgente (fundéubbva), 2008; decimoctava edición corregida y aumentada del Manual de estilo de la Agencia efe.
  2. Martínez de Sousa, J.: Manual de estilo de la lengua española (mele), Gijón: Ed. Trea, 2001; 3.ª edición.
  3. Rodríguez-Vida, Susana: Curso práctico de corrección de estilo, Barcelona: Ed. Octaedro, 2006; 2.ª edición.
  4. Gómez Torrego, Leonardo: Hablar y escribir correctamente, Madrid: Arco Libros, 2009; 3.ª edición; tomos I y II.
  5. Ortografía de la lengua española, Madrid: Espasa-RAEy ASALE, 2010. 1.ª edición (OLE10).

VARIOS

ALGUNOS DE LOS RECURSOS ELECTRÓNICOS CONSULTADOS

<http://bibliaaldia.blogspot.com.es/>

<http://books.google.es/>

<http://es.wikipedia.org/>

<http://losmensajeros.com/Biblia-al-Dia/>

<http://www.biblegateway.com/>

<http://www.biografiasyvidas.com/biografia/k/kennedy.htm>

<http://www.christianbook.com/assumptions-that-affect-our-lives/christian-overman/9780974342573/pd/342572>

<http://www.enotes.com/history/q-and-a/why-kennedy-presidency-called-camelot-287666/>

<http://www.fundeu.es/>

<http://www.wikilengua.org/index.php/Top%C3%B3nimos_de_Estados_Unidos>

NOTA FINAL

Se aclarará cualquier duda que pueda surgir a través de la dirección de correo electrónicopacoaljama@gmail.com.

Como es lógico, cada corrector puede aplicar los criterios que estime oportunos y la editorial podrá acerptar o rechazar los cambios propuestos. Se trata de justificar las actuaciones realizadas. Tal vez no sea necesario elaborar tanto unas notas de corrección, aunque en algunos casos puede ser conveniente.

Por último, deseo agradecer a la Editorial CLIE que me haya concedido el permiso para publicar estas notas. Los nombres de los autores y el título del libro se han ocultado.

… à suivre.

Se escriben con ‘b’

En mis horas de estudio de la nueva Ortografía de la lengua española (Madrid: RAE y ASALE, en colaboración con Espasa, 2010) me ha dado cuenta de que se sigue arrastrando un error en el enunciado —que parece una cantinela— que todos hemos oído en la escuela al aprender esta disciplina:

Se escriben con b […] las palabras que empiezan por… Se escriben con b […] las palabras que acaban por…

Y luego sigue: por las secuencias o por las terminaciones siguientes.

¿Cuál es el error? Pues en lo que he subrayado: no son las palabras las que se escriben con b, sino las secuencias fónicas.

En efecto, en la página 95 de la nueva Ortografía se puede leer:

[También] se escriben con b las palabras que presentan las terminaciones siguientes:

• Las palabras terminadas en -bilidad: amabilidad, debilidad, estabilidad, habilidad, posibilidad, sensibilidad, visibilidad. Excepciones…

… un momento: ¿visibilidad se escribe solo con b? Yo también veo una v al principio. Lo mismo ocurre con algunos ejemplos que da la propia obra:

Las palabras terminadas en -bundo (pág. 95): vagabundo

En los casos anteriores tendría que haber dicho: Las terminaciones de las palabras acabadas en -bilidad, -bundo, o Las secuencias gráficas finales como -bilibad, -bundo. Y sigue.

Las palabras compuestas cuyo primer elemento es bien o que comienzan con su forma latina bene (pág. 96): bienaventurado, bienvenida, benevolente

Aquí habría que haber dicho: El primer elemento de las palabras compuestas por bien o por bene.

Pasemos a la v (pág. 98):

Se escriben con v…

Las palabras que comienzan por (…) vice-, viz- o vi- (‘en vez de’ o ‘que hace las veces de’): vicegobernador [ejemplo mío]

Las palabras que terminan en (…) -‘voro/a (‘que se alimenta de’): herbívoro

Aquí lo estrictamente correcto hubiera sido, también, referirse no a las palabras, como vemos, sino a las secuencias fónicas.

Si lo de la b y la v hay quien no lo ve muy claro, pensemos en cuántos millones de hispanohablantes tienen problemas importantes para utilizar correctamente la s, la c y la z. En las páginas 129 y siguientes las Academias tratan de arrojar luz sobre esta oscura zona donde ceceo y seseo se combinan.

A este —para muchos— inextricable  mundo de sibilantes e interdentales varias la nueva Ortografía le dedica un total de ¡18 páginas 18! Y continúa con la cantinela:

Se escriben con s las palabras que empiezan / terminan por:

semi- (‘medio’ o ‘casi’): semicírculo

iso- (‘igual’): isósceles

-ésimo/a: centésimo, cienmilésimo

Se escriben con c ante e, i las palabras que empiezan / terminan por:

-encia: ausencia

-ancio: cansancio

-cial: superficial

-áceo: grisáceo

Se escriben con z las palabras que empiezan / terminan por:

-anza: enseñanza

Y podría continuar con más ejemplos donde habría que expresar de otra manera lo que se quiere decir. No parece que esta obra consiga la precisión ni la claridad que pretende en su declaración de intenciones, pero es lo mejor que tenemos y habrá que seguir estudiándosela.

Si esto parece rizar el rizo, a mí más me lo parece —por ejemplo— el que las Academias, con afán de simplificar, se inventen un nuevo sistema para representar los fonemas del español (pág. XLVII): no teníamos bastante con el alfabeto fonético de la Revista de Filología Española (RFE) ni con el alfabeto fonético internacional (AFI), «usados en la tradición hispánica durante décadas». Este último trata de recoger todos los signos para representar los fonemas de todas las lenguas, incluida la nuestra, y que, bajo mi punto de vista, nos hubiera venido mejor para representar todas las realizaciones fonológicas posibles de nuestra lengua. Todo sea en pro de la simplicidad. ;)

…à suivre.

Portada de la _Ortografía_ de Mateo Alemán de 1609

 

Archisílabos. Sesquipedalismo. 2.ª parte: adjetivos, verbos y adverbios

En esta entrada acabo de ordenar el listado de archisílabos que recogió el profesor Aurelio Arteta en cinco artículos publicados en El País a lo largo de 16 años (v. entrada anterior del 3 de junio).

A continuación incluyo una lista de adjetivos, verbos y adverbios archisílabos (alrededor de 150) extraída de dichos artículos, ordenada alfabéticamente. Los asteriscos que preceden a algunos vocablos, que aparecen al principio de cada subapartado, indican que la forma no está recogida en el diccionario, y, entre corchetes indico el contexto en el que suelen emplearse, según el profesor Arteta. Los verbos de los que se derivan algunos términos que no recoge el DRAE los añado entre paréntesis. Para los verbos derivados del galicismo aceptado ‘dimensionar’ (*’redimensionar’ y ‘sobredimensionar’), consúltese el artículo de Lázaro Carreter incluido en su obra El dardo en la palabra, «Sobredimensionar».

He añadido a la lista las formas ‘sumarizar’ y ‘sumarizado’: ambas son anglicismos cada vez más usados en el campo de la informática, y equivalen a las expresiones españolas ‘resumir’ y ‘resumido’. Paradójicamente, este campo ―el informático, cuya lengua madre es el inglés― se está convirtiendo en una fuente inagotable de este tipo de palabras; y digo ‘paradójicamente’ porque el inglés no es un idioma que se caracterice por utilizar archisílabos en exceso. Podría haber añadido ‘inicializar’ (iniciar), *‘resetear’ [el sistema] (restaurar), ‘formatear’ (dar formato, conformar), etcétera.

[Nótese que el diccionario de la RAE no recoge ni ‘archisílabo’ ni ‘sesquipedalismo’. En el primer caso, porque se trata de una palabra prefijada (archi-), y en el diccionario es imposible que se recojan todos los términos formados por afijación; y en el segundo, tal vez, por corresponder a la jerga técnica lingüística.]

 

Adjetivos
*internacionalizada internacional
*lesional lesivo
*obstaculizador (obstaculizar) obstáculo
*personalizada (personalizar) [atención] individual
*profesionalizada (profesionalizar) profesional
*resistencial (resistir) resistente
*vehiculizador vehículo
derivativa derivada
despreciativo despectivo
dinámica *confrontativa proceso conflictivo
generalistas generales
incierto falso
inoperativo inoperante
oficialista oficial
preferencial preferente
reiterativo reiterado
Participios de pasado en función de adjetivo (no indico su infinitivo)
anexado anexo
capacitado capaz
cohesionado unido o concorde
continuado continuo
criminalizado incriminado
desesperanzado desesperado
diferenciado diferente o distinto
generalizado general
globalizado global
individualizado individual
industrializado industrial
jerarquizado jerárquico
motivado [a hacer algo] movido [a hacer algo]
personalizado personal
referenciado [lo] referido [lo]
reinsertado reinserto
*sumarizado resumido
Verbos
*aperturar abrir
*basamentar basar
*compartimentalizar compartimentar
*conexionar (conexionarse) conectar
*confesionalizar ¿Adoptar una confesión?
*direccionar dirigir [en el espacio]
*implicatar [en Lógica] implicar, suponer
*legitimizar legitimar
*marginalizar marginar
*minimalizar minimizar, reducir
*objetivizar objetivar
*objetualizar objetivar
*recepcionar recibir, acoger
*redimensionar (dimensionar) recrear [según contextos]
*redireccionar redirigir
*referenciar referir, aludir, citar, nombrar
*residencializar residir
*revisitar (visitar) revisar
*sectorizar ¿Referir algo a un sector? ¿Partir en sectores?
*serializar seriar
*subalternizar subordinar o subalternar
*subjetivizar subjetivar
*sustancializar sustanciar
articular componer, enlazar, ordenar o unir
centralizar centrar
clarificar aclarar
colisionar chocar
comentar contar, decir, hablar
complementar completar
comportarse portarse
concienciar tomar conciencia
concientizar tomar conciencia
configurar formar
conformar formar
conmocionar conmover
contabilizar contar
cumplimentar rellenar o responder, cumplir
descalificar despreciar o insultar
descontextualizar sacar de contexto
desconvocar anular o suspender
desmotivar disuadir
desvalorizar devaluar
desvincular desatar, separar
diferenciar distinguir
dimensionar ampliar, exagerar
diseñar [estrategias] proyectar planes
ejercitar ejercer
enfatizar subrayar
evidenciar mostrar o revelar
existir haber
explosionar explotar
fidelizar [la clientela o los empleados] conservar
finalizar terminar, acabar, concluir
flexibilizar adaptar, amoldar
focalizar enfocar
fundamentar fundar
fusionar [los bancos] fundir
generar crear
hostilizar hostigar
implementar [anglicismo, to implement] poner en práctica
imposibilitar impedir
incentivar apoyar o impulsar
incrementar aumentar
influenciar influir
institucionalizar instituir
instrumentalizar [a alguien] manejar
interaccionar interactuar, relacionarse
involucrar abarcar, implicar, incluir, envolver
materializar plasmar
materializar [goles] meter, plasmar
mentalizarse prepararse o disponerse
modelizar modelar
optimizar mejorar
patentizar mostrar o revelar
penalizar castigar
planificar planear
posicionar situar, colocar
posicionarse pronunciarse
priorizar primar
problematizar cuestionar
promocionar promover
publicitar difundir
ralentizar frenar
regularizar regular, reglar
reposicionar (posicionar) resituar, recolocar
señalizar señalar
sobredimensionar ampliar, exagerar
*sumarizar resumir
tensionar tensar
utilizar usar
vehicular llevar o transportar
visionar ver o mirar
visualizar contemplar
Adverbios y frases adverbiales
*desafortunadamente (desafortunado, -a) desgraciadamente
*indiferenciadamente (indiferenciado, -a indiferentemente
a día de hoy hoy día
anteriormente antes
con anterioridad antes
con posterioridad después
posteriormente después

 

Como pudiéremos visibilizar, quedare patentizado que la abusabilidad de los archisílabos implica desafortunadamente una instrumentalización del recepcionador de lo contextualizado que nos vehiculiza hacia una problemática globalizada, que hubiere podido redireccionarnos hacia alguna tipología de dinámica confrontativa entre emisorizador y recepcionador en el proceso de transversalización de la comunicatividad, en cuyo caso la verbalización debiere interiorizarse como inoperativa.

(¿!)

Menos mal que algunos aún decimos las cosas claras :-))

…à suivre.

Archisílabos. Sesquipedalismo. 1.ª parte: sustantivos

La búsqueda de la palabra más larga se ha denominado sesquipedalismo. Este vocablo deriva de la locución latina «sesquipedalia verba» que significa ‘palabras ampulosas, rimbombantes, de amplitud desmesurada’, que parecen conferir a quien las pronuncia algún tipo de excelencia, cuando, en realidad ponen de manifiesto su pobreza léxica.

Aquí he organizado unos cuantos archisílabos (trescientos y pico) que fue recogiendo el profesor Aurelio Arteta en cinco artículos publicados en El País a lo largo de 16 años (el primero de 1995). Son estos:

«La moda del archisílabo» (21-09-1995) http://www.elpais.com/articulo/opinion/moda/archisilabo/elpepiopi/19950921elpepiopi_6/Tes

«Arrecian los archisílabos» (10-08-2005) http://www.elpais.com/articulo/opinion/Arrecian/archisilabos/elpepiopi/20050810elpepiopi_5/Tes

«Archisílabos» (16-12-2008) http://www.elpais.com/articulo/opinion/Archisilabos/elpepiopi/20081216elpepiopi_4/Tes

«Archisílabos a tutiplén» (05-02-2010) http://www.elpais.com/articulo/opinion/Archisilabos/tutiplen/elpepiopi/20100205elpepiopi_4/Tes

«Archisilabeando» (19-01-2011) http://www.elpais.com/articulo/opinion/Archisilabeando/elpepiopi/20110119elpepiopi_4/Tes

He agrupado los términos por categorías gramaticales, atendiendo a cuestiones morfológicas, y aparecen ordenados alfabéticamente dentro de cada categoría.

A los vocablos que no están recogidos en la versión electrónica en línea del diccionario de la RAE (http://buscon.rae.es/) les he antepuesto un asterisco (*) y aparecen al principio de cada subapartado. Tras ellos, entre paréntesis, aparecen verbos que sí recoge el DRAE, si es que existen. Entre corchetes explico el contexto en el que se aplican algunas de las palabras.

Como podrá comprobar quien lo desee, algunos términos han desplazado su contenido semántico por el uso indebido, como por ejemplo ‘sustantividad’, con el valor de ‘sustancia’, cuando en realidad significa ‘existencia real, independencia, individualidad’, etcétera. Algunos otros términos han aparecido alargando su forma léxica innecesariamente; tal es el caso de ‘competitividad’, que, procedente del verbo ‘competir’ o del sustantivo ‘competición’, debería haber dado la forma *’competividad’, más lógica, que sin embargo no recoge el diccionario.

 

 

ARCHISÍLABOS (SUSTANTIVOS)
Miscelánea
*blablablablá blablablá
analítica análisis
comisiones [de seguimiento] control
deficiencia defecto
dinámica procesos
disciplinario disciplinar
escenario contexto
específico propio o particular
existencia presencia
finalista [objetivo] final
incidencia efecto o impacto
inexistencia carencia, ausencia
intercambio cambio (de impresiones)
listado lista
normativas normas
problemática problema
recopilatorio recopilación
sumatorio sumario
visionado visión
-ción
*asertación aserción, aserto
*coaligación (coaligarse) coalición
*compatibilización (compatibilizar) compatibilidad
*desjudicialización (judicializar) ¿Apartar del terreno judicial?
*desregula(riza)ción (regularizar) ¿Apartar de las reglas?
*excomulgación (excomulgar) excomunión
*financiarización (financiar) financiación
*fragilización fragilidad
*fundamentación (fundamentar) fundamento
*implicatación [en Lógica] supuesto
*incentivación (incentivar) incentivo
*inferiorización ¿Acción y efecto de hacer algo inferior?
*invisibilización (visibilizar) ocultamiento
*mejorización (mejorar) mejora
*modelización (modelizar) ¿Acción y efecto de construir un modelo?
*parcialización sectarismo
*periodificación periodización
*securización o titulización (de créditos) “Convertir determinados activos, generalmente prestamos, en valores negociables en el mercado”.
*sintetización (sintetizar) síntesis
*teorización (teorizar) teoría
*transversalización ¿Acción y efecto de atravesar?
*tutorización (tutorar) tutoría
actuación acción
afectación afección, daño
apreciación juicio
argumentación argumento
bancarización “Desarrollar las actividades sociales y económicas de manera creciente a través de la banca.”
calendarización “Fijar anticipadamente las fechas de ciertas actividades a lo largo de un período”.
capacitación capacidad
caracterización característica
certificación certificado
citación cita
complementación complemento
comunicación comunicado
conceptualización conceptuación
concertación concierto
concientización toma de conciencia
concretización concreción o plasmación
conformación forma
confrontación combate
connotación matiz o sentido
constatación constancia
contrastación contraste
denominaciones nombres
derivación deriva
desaceleración freno
desambiguación aclaración
desertificación desertización
desestructuración remodelado (de una empresa)
deslocalización traslado
diferenciación diferencia
documentación documentos
domiciliación domicilio
ejemplificación ejemplo
ejercitación ejercicio
enunciación enunciado
especialización especialidad
esponsorización respaldo o patrocinio
estimulación estímulo
exceptuación excepción
experimentación experimento
expoliación expolio
exterminación exterminio
finalización final, término
financiación respaldo o patrocinio
flexibilización “Acción y efecto de flexibilizar”
formulación fórmula
globalización extensión [mundial]
habituación hábito, costumbre
interceptación intercepción
intermediación mediación
limitación límite
matización matiz
motivaciones motivos
negociación trato o diálogo
numeración número o cifra
optimización mejora
postulación postulado
potenciación impulso
precipitaciones lluvias
presencialización [del pasado] (presenciar) presencia
presuposición presupuesto
programación programa
reglamentación reglamento
regularización regulación
renunciación o renunciamiento renuncia
rotulaciones rótulos
secuenciación secuencia
señalización señal
significación sentido
suposición supuesto
sustentación sustento
titulación título
tramitaciones trámites
utilización uso
valoración valor
valoración juicio
valorización valor
vinculación vínculo
-ismo
*emprendurismo[cursos de] (emprender) empresarios o emprendedores [cursos para]
*incrementalismo (incrementar) aumento
*oposicionismo (oponerse) oposición
*reduccionismo (reducir) reducción
aislacionismo aislamiento
confusionismo confusión
secretismo secreto
-ivo
*colaborativo (colaborar) colaborador
adaptativo adaptable
aproximativo aproximado
colectivo grupo
efectivos soldados
operativo activo
-logía
*aparatología aparatos (de ortodoncia)
climatología clima, tiempo
metodología método
sintomatología síntomas
tecnologías técnicas
tipología tipos
‑miento, ‑ento
*desplomamiento (desplomar) desplome
*redimensionamiento (dimensionar) ¿Acción o efecto de volver a establecer las dimensiones de algo?
*sobredimensionamiento (dimensionar) crecimiento excesivo(de una empresa)
*tensionamientos (tensionar) tensiones
acogimiento acogida
condicionamiento condición
distanciamiento distancia
equipamiento equipo
establecimiento tienda, puesto o comercio
incremento aumento
llamamiento llamada
merecimiento méritos
posicionamiento situarse, adoptar una postura o decisión
reforzamiento refuerzo
seguimiento control
seguimiento[de una manifestación] respuesta, adhesión
tratamiento [buen] trato [buen]
-or
analizador analista
comunicador locutor
intermediador mediador, intermediario
Participios de presente en función de sustantivo
condicionante condición
ejemplarizante ejemplar
existente real, presente
referentes modelos
Abstracción (-idad, –alidad)
*armoniosidad armonía
*atractividad atractivo
*circunstancialidad circunstancia
*diferencialidad (diferenciar) diferencia
*disfuncionalidad (funcionar) disfunción
*ficcionalidad (fingir) ficción
*globalidad conjunto
*necesariedad necesidad
*pasmosidad (pasmar) pasmo
*usabilidad (usar) uso
accesibilidad acceso
accidentalidad accidentes
afectividad afecto
celebridades célebres
centralidad centro
competitividad *competividad (competir)
complementariedad complemento
conectividad conexión
confesionalidad confesión
confidencialidad confidencia
conflictividad conflicto
credibilidad crédito
criminalidad crimen
culpabilidad culpa
direccionalidad dirección
disponibilidad disposición (hacia algún empeño)
durabilidad duración
efectividad eficacia
emotividad emoción
en exclusividad en exclusiva (vender una marca)
esencialidad esencia
especificidad carácter
excepcionalidad excepción
exclusividades exclusivas (entrevistas)
facticidad hecho
finalidad fin
funcionalidad función
generalidad mayoría
gobernabilidad gobierno o gobernación
habitualidad frecuencia
honorabilidad honor
individualidades individuos
intencionalidad intención
irregularidad falta, delito, desliz
legalidad ley
literalidad [de lo escrito] letra
modalidad modo, versión o clase
multiplicidad múltiples (ventajas)
obligatoriedad obligación
peligrosidad peligro
potencialidad potencia o capacidad
proporcionalidad proporción
racionalidad razón
rigurosidad rigor
selectividad selección (prueba de)
significación significado
significatividad significado
sostenibilidad sostenimiento
sustantividad sustancia
sutilidad sutileza
territorialidad territorio
totalidad todo o el total
voluntariedad voluntad

…à suivre.

P. S.: La moda, o costumbre de usar este tipo de palabras es algo que me enervicioniza sobredimensionadísimamente :-)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies