Etiqueta: Imagen y sonido

de lo que hoy haría Mozart

 

El III Congreso del Libro Electrónico se abrió a todo el ámbito hispanohablante

III Congreso del Libro Electrónico

Los pasados días 19 y 20 de noviembre se celebró en el Centro de Congresos y Exposiciones de Barbastro (Huesca) el III Congreso del Libro Electrónico, auspiciado, principalmente, por la Diputación Provincial de Huesca, sin cuyo mecenazgo sería de todo punto impensable que un evento de tal relevancia pudiera realizarse en la pequeña ciudad del Vero.

La reconocida talla de los cerca de cincuenta ponentes, que representaban a todas las áreas relacionadas con el ecosistema del libro digital, concitó la presencia de unos ciento cincuenta congresistas y a casi cuarenta periodistas.

Tras los discursos de presentación, Javier Celaya, vicepresidente de la Asociación de Revistas Digitales de España (ARDE), calentó motores al criticar la mojigatería que todavía muestran con respecto a los ebooks los grandes grupos editoriales españoles que, a estas alturas, siguen careciendo de una estrategia de desarrollo digital, mientras que las plataformas de autopublicación y las pequeñas editoriales especializadas están creciendo a un ritmo exponencial.

Celaya ofreció todo tipo de soluciones: implementar políticas de fomento de la lectura, eliminar el DRM, compartir experiencias, dinamizar precios ―lo que el ve como algo clave para alcanzar El Dorado digital―, y, por supuesto, abrirse a nuevos mercados, como el americano.

Y de eso precisamente trató la mesa que seguía, de los nuevos mercados digitales, donde Martín Gómez, consultor editorial y autor del blog El ojo fisgón, aseguró que no puede considerarse a Hispanoamérica como un mercado unificado. Para él, el aludido Dorado digital, sencillamente, no existe, debido a las muy distintas realidades culturales de los países americanos.

En esta tercera edición, la más internacional hasta la fecha, la organización invitó a algunos representantes de países hispanoamericanos, gracias a los cuales pudimos enterarnos, por ejemplo, de que en Colombia, este año 2015 ha sido el primero en el que se ha invertido más dinero en cultura que en armas según Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, o de que en México solo el 30 % de las bibliotecas tienen acceso a internet, como explicó Marina Núñez Bespalova, directora general adjunta de la Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (Conaculta).

Y para rematar la intensa mañana del jueves 19 se habló de los derechos de autor en un entorno global y digital, donde una letrada del público les dio un tirón de orejas a las agencias literarias cuando aseguró que todos los contratos de derechos digitales que están firmando son ilegales.

Ya por la tarde, el consultor y periodista Darío Pescador moderó las dos sesiones de presentaciones de nuevos proyectos, como Slicebooks, que apuesta por fragmentar los contenidos para vender capítulos sueltos; El placer de la lectura, un espacio para descubrir, compartir y recomendar nuevas lecturas; Quelibroleo.com, una red social de intercambio de gustos y opiniones literarias que va en la misma línea que el anterior; The Spanish Bookstage, una plataforma mundial de los derechos del libro español y latinoamericano; Planeta Hipermedia, una solución integradora de los procesos de formación; Røter, una plataforma de edición para editoriales independientes y para los autores que se decidan por la autopublicación; Audiomol, cuya web permite la descarga a través de internet de audiolibros con títulos de autores actuales; Librotea, la página web creada por el diario El País para recomendar libros; y, por último ePrizes, una plataforma para promover la búsqueda de nuevos modelos de publicación, consumo, precios y derechos de autor.

Entre ambas sesiones, Jesús Alcoba nos deleitó con su conferencia La inquietante resistencia humana al cambio y el principio de la galletita de la suerte, que, como el resto del programa, puede visionarse íntegramente en el canal de Youtube del Congreso.

El retraso horario acumulado obligó también a insertar en medio de las dos tandas de presentaciones una interesantísima mesa redonda programada para finalizar la sesión en la que se reunieron algunos de los autores que, ante el rechazo de las editoriales clásicas, habían optado por la autopublicación digital con gran éxito, con los jóvenes booktubers, que, utilizando un lenguaje y un canal más cercanos a los lectores juveniles, están consiguiendo fomentar la lectura con mucho mayor éxito que los críticos academicistas tradicionales.

La jornada del viernes comenzó con una conferencia en la que Iría Álvarez disertó sobre las nuevas tendencias en marketing digital de las editoriales que ya están empezando a ofrecer a los autores servicios de autopublicación y se fijan en modelos como Spotify para crear plataformas de lectura electrónica como 24 Symbols o Nubico.

Acto seguido, Sven Huber, cofundador de la plataforma de e‑learning infantil Boolino, moderó la mesa redonda Nuevas formas de aprender a leer, en la que se presentaron proyectos de realidad aumentada (Parramón), donde las imágenes cobran vida y el joven lector puede interactuar con ellas; Micuento.com, donde los niños y niñas lectores se convierten en los protagonistas del cuento, lo que les resulta absolutamente motivador; Odio el Rosa, definida como una aventura transmedia en la que se parte del libro en papel para continuar la lectura en medios digitales y que, puesta el servicio docente, permite al profesor monitorizar en tiempo real los logros de los alumnos según avanzan en la lectura; y, por último, la nueva web de aprendizaje eficaz que Santillana está desarrollando y que tendrá lista para el año próximo.

Tras el café, una nueva mesa redonda, más técnica, en la que representantes de varias editoriales nos hablaron sobre la importancia que los metadatos tienen para, entre otras cosas, incrementar las ventas.

Por fin, y antes de la clausura, se montó una mesa redonda en la que se sentaron Natalia Gómez (autora), Roger Domingo (Planeta), Sergio Mejías (Bubok) y Eva García (la autora española más vendida en Amazon) para analizar qué puede ofrecer una editorial a los autores emprendedores e independientes, y que moderó Beatriz Celaya.

Remató el Congreso Eloy Sasot (HarperCollins) con la conferencia Navegando la transformación digital, en la que lanzó el mensaje de que las editoriales no tienen que tener miedo y probar varios caminos en el complejo mundo digital para avanzar.

Las conclusiones, que podréis conocer en el siguiente vídeo, corrieron a cargo de Darío Pescador.

… à suivre.

Share Button

El desembarco de Lorenzo Mediano

El desembarco de Alah

El pasado 26 de abril, a las 19 h, Lorenzo Mediano presentó en el Salón de Actos de la CAI de Huesca su última obra: El desembarco de Alah, acompañado por el historiador Carlos Garcés y por uno de los editores de Tropo, Óscar Sipán.

Presentación en el salón de actos de la CAI de Huesca

Presentación en el salón de actos de la CAI de Huesca (foto: Diario del AltoAragón)

Esta novela arroja luz sobre una época crucial para la historia de España —el desembarco de los musulmanes en el siglo VIII—, que la escuela franquista se encargó de mitificar y que, posteriormente, la escuela democrática parece que ha olvidado aclarar de forma conveniente.

Cuando llegué a la universidad, nuestro profesor de historia medieval —alguien cuya fisonomía (moreno, barba cumplida, amplias ojeras) podría evocar la de cualquier emir árabe— nos planteó la siguiente cuestión: cuando cayó Granada en 1492, ¿quién era más español: un cristiano viejo o un musulmán que llevaba viviendo aquí ¡ochocientos años!?

Como el autor explica en la entrevista de abajo, en el 2011 se cumplió el decimotercer centenario del acontecimiento: mil trescientos años desde el día en que Tariq desembarcó con los bereberes en al-Ándalus; por eso choca que en un país como el nuestro, tan dado a celebrar cualquier cosa, no se haya realizado ni un solo acto de conmemoración. Debe ser que a nadie le interesa remover aquellas relaciones entre musulmanes, judíos y cristianos, porque en el momento actual no está el horno para demasiados bollos…

En efecto, ¿cómo encajar que la toma de Toledo por el ejército bereber —cuyos integrantes, por cierto, en su gran mayoría, eran cristianos— estuviera financiada con el dinero judío o que el propio arzobispo de la ciudad, Opas, el máximo representante de la cristiandad en Hispania, estuviera acompañando a dicho ejército en Covadonga contra don Pelayo?

Pero el interés —y la grandeza— de esta novela no solo se centra en los aspectos históricos, sino también en los literarios.

El mismo Mediano explicó en la presentación que las grandes pasiones que se desencadenan entre los personajes tienen mucho de tragedia griega, pero también entroncan con la tradición shakespeariana. Amores y odios, traiciones y venganzas atrapan a unos personajes que no pueden escapar de su nefasto destino. Tal vez precisamente por ello hayan alcanzado algunos la categoría de mito.

Otra referencia literaria que a mí se me antoja establecer al hablar de El desembarco de Alah es Guerra y paz, ya que, como en la obra de León Tolstói, la acción fluye de las intrigas y los amores palaciegos a las grandes batallas con gran maestría, dejando al lector sin aliento, pero ávido de continuar devorando la novela.

Por ello, no cabe referirse a esta obra en absoluto como ‘densa’, adjetivo que Nuria Garcés utiliza equivocadamente por ‘extensa’ en la entrevista que mantuvo con Mediano en Huesca Televisión, ya que, como el escritor explica, el lector se enfrenta a una novela en la que no hay tiempo para entretenerse en descripciones retóricas ni en otros artificios literarios que pueden servir de adorno de la acción. Se trata de acción pura, donde los diálogos de los personajes se erigen en el vehículo de transmisión de información, tanto acerca de sus sentimientos como sobre los diferentes entornos y situaciones en donde actúan los protagonistas: Roderico, Pelagio, Tariq, Musa, Egilona, Florinda, Opas, Juliano, Sisberto…

Por otra parte, el perfeccionismo de Lorenzo Mediano lo lleva a trabajar a fondo el lenguaje, a elegir cuidadosamente el léxico para ambientar aquella época remota, aunque, claro está, como él mismo se encarga de aclarar en nota interna, hubo de realizar algunas concesiones en favor de la lecturabilidad: como es lógico, si lo que se persigue es que el mensaje llegue de la mejor manera posible, no puede escribirse en latín vulgar.

Además, según confesó, también su prosa busca constantemente la musicalidad, algo que si se hace bien, como es el caso, el lector no llega a notar, aunque su inconsciente lo agradece, «como sucede con las buenas bandas sonoras del cine —dijo—, pero que si la música es mala, el resultado resulta negativo».

También habló Mediano en la presentación de muchos otros temas, que hicieron de aquel acto algo delicioso. Entre ellos, se refirió a las diversas funciones que la literatura cumple en la sociedad, además del puro goce estético:

«La literatura nos permite vivir tantas vidas como libros seamos capaces de leer.»

Y de toda la sabiduría adquirida a lo largo de nuestras múltiples existencias a través de los libros podremos beneficiarnos, sin duda, en algún momento concreto, como lo hizo él mismo, cuando, cierta vez, en Barcelona, unos asaltantes pretendían robarle el coche, pero logró rechazarlos con una lanza que llevaba de atrezo para una obra de teatro que estaba preparando, sosteniéndola a la manera de Héctor, el príncipe troyano, y declamando versos de la Ilíada: los maleantes huyeron amedrentados por «aquel loco de la lanza».

Para finalizar, me gustaría destacar el cuidado que ha puesto Tropo Editores, de Óscar Sipán y Mario de los Santos, en la edición de El desembarco de Alah, y la magnífica ilustración de la portada que ha realizado Óscar Sanmartín: mi enhorabuena para todos ellos.

… à suivre.

Share Button

La Fundación del Español Urgente (Fundéu), en YouTube

Cada vez que descubro algo parecido pienso que ojalá hubiéramos contado los que tenemos mi edad con tales recursos pedagógicos allá por los años sesenta y setenta.

¡Buen trabajo, Fundéu!

… à suivre.

Share Button

Manuel Vilas: _Los inmortales_

 

Manuel Vilas

Por la Feria del libro de Huesca, celebrada entre el 1 y el 10 de este mismo mes de junio, se pasó a firmar ejemplares, entre otros, este gran escritor barbastrense que se llama Manuel Vilas, y a quien habría que incluir en algún trabajo sobre los heterodoxos aragoneses, cuando no en la Historia de los heterodoxos españoles, si todavía viviera (don) Marcelino Menéndez y Pelayo. Aunque no fue allí donde lo conocí en persona, sino en la presentación de su obra Los inmortales (Alfaguara), que tuvo lugar el pasado 11 de febrero a las 13 horas en la Librería Anónima, junto al inefable David Giménez (Liquen), —poeta y editor (también heterodoxísimo) que en alguna entrada próxima trataré de efabilizar—. Y no dejamos de tomar un enate para celebrarlo, pero, en esta ocasión, lo tomamos al principio, porque, como no podía ser de otra manera, en consonancia con la obra presentada, también el acto fue un tanto atípico.

Extraigo el orden de los hechos de la web de la librería de Chema:

  • comenzó por el vino,
  • luego los aplausos,
  • las preguntas,
  • la intervención de Manuel Vilas,
  • el presentador David Liquen,
  • Chema, que presentó a quienes habían de intervenir.

— ¿Dónde radica su heterodoxia?

— Pues en la forma tanto como en el fondo.

— ¿Puede darme más pistas?

— Lee aquí.

— … Ahora ya lo tengo más claro.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí va el vídeo  de la presentación (que debe valer un millón por lo menos):

¡Qué posmoderno!

Después de haberme papeado Los hermanos Karamázov, de Dostoievski, no me fue mal, para desengrasar.

Dedicatoria

… à suivre.

Share Button

Ángel Guinda: el poeta terrorista

El pasado viernes 30 de marzo a las 20 horas el poeta Ángel Guinda presentó su nuevo poemario, Caja de lava, recién publicado por la editorial Olifante en la Librería Anónima de Huesca.

Ángel Guinda decidió cargar su arma de futuro hace ya mucho tiempo y todavía hoy continúa en la trinchera de la palabra, donde tan incómodo es vivir, pero donde el orgullo de saber que lo que se está haciendo es lo que se debe amortigua los golpes, aunque siempre se salga leso. Leso, pero orgulloso puede sentirse este gran poeta aragonés, que ya tuvo problemas con la policía al plasmar sus ideas en aquellas primeras pintadas del final de la dictadura: entonces los grafitis expresaban algo más que el mero goce estético en el que hoy, por desgracia, han quedado la mayoría.

Pero hoy no quiero hablar de poesía: prefiero escucharla.

Lectura de Ángel Guinda en la Biblioteca Nacional

…à suivre.

Share Button

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies