Etiqueta: Imagen y sonido

de lo que hoy haría Mozart

 

Videoconferencias de Oriol Nadal para el Primer congreso internacional de correctores de textos en lengua española

Cuelgo aquí un conjunto de seis videoconferencias de Oriol Nadal, corrector de textos con veinte años de experiencia, que preparó para el Primer congreso internacional de correctores de textos en lengua española, celebrado en la el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, los pasados días 14, 15 y 16 de septiembre, titulado El pasado del presente. Manuales tipográficos y orígenes de las normas del corrector.

Que los disfrutéis.

…à suivre.

P. S.: Gracias a Oriol por todas tus doctas y generosísimas aportaciones a la Unión de Correctores.

Share Button

Fermín Moreno_La perdición fucsia_Un coctel de humor y (ciencia)ficción


El pasado 10 de junio se presentó en la librería Anónima de Huesca La perdición fucsia. El imperio del Tecnopreboste I (ediciones Nalvay) de Fermín Moreno e ilustrado por David Guirao.

Tras una minuciosa y atenta lectura de la novela, definida como una mezcla de ciencia ficción y humor, considerada heredera de obras como las de la serie iniciada con La guía del autoestopista galáctico, de Douglas Adams (r. i. p.: todavía algunos lloramos su desaparición cada 25 de mayo con una toalla enrollada en la cabeza), y otras deliciosas hierbas, tras devanarme los sesos intentando comprender su significado más profundo, he llegado a las siguientes conclusiones (seré sincero, sorry):

  1. La perdición fucsia no tiene más ciencia que el hercúleo esfuerzo léxico realizado por el autor. Si rascamos bajo la capa de pintura de lo anecdótico de la trama, se palpa su erudición desbordante, o al menos se nota que es un fiel seguidor de los documentales de La 2, National Geographic, Discovery Channel y el Canal Cocina.
  2. En cambio, ficción sí tiene. Teniendo en cuenta que la acción se origina a partir de una especie de Erasmus intergaláctico, lo demás viene rodado.
  3. De humor también va bien servido, aunque lo que menos gracia puede hacer a quien se enfrasque en su lectura es tener que consultar el diccionario con cierta frecuencia para pillar algunos de los numerosísimos chistes que ilustran sus 315 páginas, si no se domina el léxico con soltura y suficiencia. ¿Cuánto humor exactamente? Para poder expresarlo en cifras he creído oportuno inventarme una unidad de medida que simplifique su comprensión: la «mansalva», (equivalente a 10 petateragigas, es decir, prácticamente ∞ – 1). Así, podemos decir que esta novela goza de humor a mansalva, o que contiene una mansalva de humor.
  4. Pienso que a la novela le sobrarían algunas páginas, porque cuando llegaba por la página 200 mi interés por la trama se iba disipando: debe ser que me hago mayor para andar leyendo este tipo de literatura tan ligera, aunque, si tuviera 20 años menos y estuviera menos leído este análisis sería distinto con toda probabilidad.

Por todo lo anteriormente expuesto quiero recomendársela efusivamente a los adolescentes que se buscan curro de camarero en el verano para poder sufragarse los estudios: si siguen mi recomendación y tiran de diccionario para traducir algunos crípticos pasajes, verán como su bagaje cultural aumenta exponencialmente mientras se mueren de risa.

Para muestra, un botón (o, mejor, dos):

—[el mensaje] Está en clave, señor.
—Bueno, dígamelo de todas formas.
—DI DI DI DI DI DI DA A DI DI DI DA A DI DI DI DA A DA A DI DI DA A DA A [… abreviemos, así cuatro o cinco líneas más] DI DA A AAA.
—NO, EN MORSE NO. (Pág. 250.)

(Este pasaje concreto me evoca a otro similar de Camilo José Cela en el que recogía un párrafo entero lleno de balidos de oveja: un crac, don Camilo.)

De ello colijo que los gzrhjblhmñqd carecen de la más mínima noción de cálculo probabilístico, se hallan en un estadio marcadamente preoperatorio a la hora de establecer inferencias del tipo causa-efecto y pecan de un exceso de autoconfianza, además de ser muy devotos, qué duda cabe. Un sociólogo que abordase la cuestión interpretándola bajo el sesgo de una perspectiva más experimental y distanciada diría incuso que son gilipollas. Pero eso sería simplificar el problema a mi modesto entender. Las ciencias sociales no son tan sencillas. (Pág. 162.)

Quien ahora colige soy yo: para reír a mandíbula batiente con este párrafo uno debe pertenecer al mismo olimpo de erudición en el que se hallan Stephen Hawking, Eduard Punset, o el último fontanero que me cambió un grifo, que, por el precio a que factura la hora, ha de ser, por fuerza, inteligentísimo.

Servidor, como, además del grifo, se cambió las piezas dentales superiores hace un par de años, prefiere no batir demasiado sus mandíbulas para evitar daños colaterales, como se dice ahora; prefiere sonreír para sus adentros al recordar a Jean Piaget, el padre de las teorías de la psicología de la educación.

Y ya, para finalizar, quisiera que el autor me sacara, si es que tiene tiempo y ganas, de tres dudas existenciales que me planteó en la presentación:

  1. ¿Qué tiene contra el techno-house y la música dance?
  2. ¿Por qué no le gusta el Ulises de Joyce?
  3. ¿Cuándo aparece la segunda parte?

… à suivre.

Share Button

¡Enhorabuena, señor Blecua!

Pues eso, que ya tenemos a un nuevo aragonés dirigiendo los destinos de la Academia.

Os enlazo a la noticia en la página web de la RAE,  y os invito a que veáis el vídeo del Telediario.

¡Enhorabuena, don José Manuel!

…à suivre.

Share Button

Heredero del Espectro. Entrevista con Fer (del grupo Plasma)

Hace algún tiempo que tengo arrumbado este oficio-sin-beneficio de bloguero en el cajón de las obsesiones perdidas, pero quiero retomarlo aquí, como mero ejercicio de disciplina escribana.

Para empezar, quisiera reeditar algunas de las entradas que publiqué en El espectro de Errol Flynn, blog colgado en la página de la Peña Alegría Laurentina, hace unos dos años, que, sin un motivo claro para mi webmaster, se fue a freír espárragos digitales, y que a mi entender, bueno o malo, merece la pena recuperar aquí.

Tales puntuales reediciones las tomaré como entrenamiento para mi e-neurona, que la tengo entre ociosa y regalada, antes de aportar aquí nuevo material.

Aquellas personas que ya se lo hayan leído, quedan eximidas de relectura y aquellas otras que no, quedan exoneradas de sus faltas: a todas amo por igual.

Ahí va la entrevista que publiqué en aquel desaparecido blog el 11/05/07 con Fernando Sanromán Escartín, cantante del grupo de pop-rock oscense

PLASMA,


«El sábado pasado, día cinco de los corrientes, me entrevisté con Fernando Sanromán Escartín.

»Algunos de vosotros os preguntaréis así, en seco, “¿y ése-quién-es?”.

»Pero si os digo que en los círculos más allegados a la barra del ambigú de la Peña se le conoce con el sobrenombre de “El Fary”, la cosa se aclara, y si añado que es el principal compositor, guitarrista y cantante del grupo Plasma, que tuvo la oportunidad de participar en el encuentro de 4 grupos de Huesca en el Jai, organizado por la comisión de fiestas del barrio de San Lorenzo de Huesca, en honor a la virgen de Monserrat, que comenté hace varias entradas en este mismo blog, la cosa queda todavía más diáfana.

»¿O no?

»Pues eso. Como es amiguete (y subrayo el verbo copulativo, y luego os explico por qué) le invité a tomar café en casa y a degustar alguna especialidad de repostería casera que prepara Mi Chica y que le salen tan deliciosas.

»El hecho de que en mi horizonte bloguero se contemple la posibilidad de ir entrevistando a todos los grupos de música de Huesca obliga a subrayar lo de “ser” [amiguete] para citarnos en mi casa, porque si no no ganaríamos para tartas de manzana.

»Y explicado esto, ya no me enrollo más. Vamos al asunto.

»A Fernando lo de la cosa musical le viene desde pequeño a raíz de una sórdida historia con una vecina muy esnob, que procuraba que todo el barrio se aprendiera de memoria la canción del verano, por el método mnemotécnico de reproducirla una y mil veces cada día, a un volumen rayano lo ilegal, ¡y así todos los veranos!. Fuere la que fuere.

»¿Que le tocaba el turno a los “Pajaritos”?, pues “pajaritos por aquí, pajaritos por allá”; ¿que ahora triunfa el “Aserejé”?, pues “aserejé-ja-dejé-dejebe-tudejebe-ande-güididipí” todo el santo día; ¿que arrasaba el sonsonete del anuncio de la ONCE, del “Jeeeefe: venacapacá”?, pues “teeengogambastengochopitostengojamoooón”

»…Y a toda cebolla y en este plan y luego pasa lo que pasa y la gente pierde los nervios y ocurren tragedias… Normal.

»Menos mal que Fernando no es para nada vengativo, porque –se me ocurre– perfectamente podía haber pinchado en su “home cinema” u otro medio de reproducción a las cuatro de la madrugada de cualquier domingo el tema “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana o conchabarse con sus colegas de la agrupación de bombos para que fueran a rondarla interpretando alguna batucada de Carlinhos Brown o el tema íntegro “In-A-Gadda-Da-Vida” (más de doce minutos de duración) de Iron Butterfly, sin tener en cuenta los posibles daños colaterales, y entonces hubiésemos visto lo que hubiera pasado.

»Lo que sí pasó es que un buen día se creó el grupo Plasma cuyos componentes son, a saber:

– Fernando: 22 años; compone, canta, toca la guitarra y concede entrevistas, por lo que se vio recompensado con una buena dosis de tarta.
– Jorge: 24 años; compone y toca la guitarra.
– Guille; 17 años; el chico alto que toca el bajo.
– Juanra; 24 años; batería, como su padre “el Liti” y
– Raúl; 4 meses (en el grupo, se entiende); guitarra.


»P— ¿Fernando, cuándo surgió el grupo?

»R— A mediados de noviembre de 2005. Nos conocimos con Jorge a través de un mensaje en Osca Rock. Jorge conocía a Juanra, con el que tenían un local en Buñales. Luego en la academia Tchaikovsky de Tolo nos pasaron la información de que un chaval de 17 años buscaba grupo: Era Guille. El quinto Plasma, Raúl, se ha incorporado recientemente.

»P— A parte de la canción del verano con que regalaba tus oídos la vecina, ¿Cuáles son los grupos que empezaste a escuchar motu proprio y que eran los que verdaderamente te gustaban?

»R— A los dos nos gustaban grupos como Los Secretos, Nirvana, música alternativa como la de La habitación roja, Los Planetas, Piratas, Muse, The Strokers y varios más.

»Joer, qué chollo. ¡Qué cantidad y calidad de material! —pensaba yo a estas alturas de la tarta.

»P– En mi caso fueron “la Conga de Jalisco”, el “Tico-tico”, la “Raspa”… Ah, sí, y el festival de Eurovisión. Afortunadamente llegaron los Beatles y cambié de palo a la misma velocidad que se disuelve el Nesquik. Esto me pone un poco depre (pero poco) porque pienso en mi edad. ¿Esa diferencia de edades existente entre los integrantes de la banda implica también diferencia en cuanto a los gustos musicales?

»R– Había coincidencias en la onda de esos grupos que te he comentado. A mí me gustan Secretos y Piratas, La habitación roja, Niños mutantes; a Jorge le gustan Los Planetas, la música alternativa romántico-oscura como Muse; Juanra es más de Barricada, Fito, La Fuga…; a Raúl también le gustan los Secretos, los Piratas, Nirvana; Guille es más oscuro, es más de Metallica, Korn… Quedamos en el Jai para sacar letras y melodías. Jorge y yo aportamos ideas.

»P– A propósito, en el concierto del otro día por problemas de sonido no me quedé con vuestras letras. Como diría Ségolène, “quel dommage!”.

»R– Las letras son muy para llorar, no es que sean muy divertidas pero van en la onda de la música alternativa (Radio Head, Nirvana) y muy española, de grupos como Maga, Iván Ferreiro (Piratas). Los temas pueden calificarse como una autodefinición mía y de Jorge. Hablan de nuestras experiencias actuales, como el amor, evidentemente, pero exagerando los momentos tristes, un poco para acongojar a la gente.

»Cuando le pido que me recite alguna letra de memoria Fernando piensa un poco, se pone un poco nervioso y mancha un poco el mantel con café y recita algunos versos de “Angustia personal”, una de las primeras canciones:

Parece que se ha ido el sol
salgamos todos a jugar
Así me siento yo
en mi universo de soledad”


»Después dos versos de “Contando días”:

Cuando la memoria no es real
solo quedan hojas sucias de un cuaderno viejo ya.


»Y de “Frío”:

No tengo ningún armario
donde guardar estos años
pero cuando la memoria no es real…


»P– ¿Qué temas interpretasteis en el Jai Alai?

»R– “Hoy día 3”, “Momento de gloria”, “Galápago”, “Demente”, “El sur” (tema de Jorge), “Tras el cristal”, “Paréntesis del tiempo”, “David”, “Turnedó” (una versión de Iván Ferreiro) y acabamos con “Flamenco”, de los Brincos. También tocamos “Mentiras arriesgadas”, título que nos inspiró la música de cabecera de un telediario.

»Yo le comento que ese era el título de una película de James Cameron protagonizada por Arnold Schwarzenegger (o como se escriba) y Jamie Lee Curtis. Tienen en palanca la realización de una maqueta de producción propia, piensan participar en el “Pop y Rock” de Zaragoza el año que viene.

»Plasma es un grupo que está creciendo y cogiendo tablas desde que se estrenaron un 22 de diciembre del año pasado en el Centro Cívico con dos de sus canciones, junto a otros grupos de la realidad musical oscense, como lo son Neichel, Bohemian o Ciudad de Lobos.

»ElespectrodeErrolFlynn les seguirá la pista a todos ellos y mientras tanto ya sabéis:

…nos vemos en el Jai.»

Para saber qué vida lleva Plasma hoy trataré de pillar por banda otra vez a Fernando y, como ahora hay crisis, a ver si esta vez se paga unos churritos (aunque fueren congelados, me conformaría igual: no soy exigente.

…à suivre.




LA JOTICA

Share Button

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies